Rehabilitación de bajantes en edificios y comunidades

En la mayoría de las comunidades de vecinos se dan problemas relacionados con las bajantes del edificio que, tarde o temprano siempre aparecen, con las consiguientes molestias para los propietarios. Es aquí donde la rehabilitación de tuberías sin zanja puede ser una solución para tratar de que el problema quede solventado y no vuelve a aparecer.

Las bajantes son las tuberías que llevan las aguas residuales del edificio y las aguas de lluvia hasta el sistema de alcantarillado público, de ahí la importancia de su buen funcionamiento porque estas tuberías son las que garantizan la higiene de las viviendas.

Si se detecta cualquier problema en las bajantes es imprescindible contar con la ayuda de un profesional que inspeccione las tuberías y detecte cualquier anomalía. En caso de bloqueo o atasco en alguna de las bajantes de un edificio, los profesionales suelen seguir algunos pasos:

Agua caliente o sosa cáustica: se recomienda verter este producto como manera preventiva y también para eliminar atascos, ya que las paredes de la tubería se desengrasan y permiten una circulación óptima de los residuos. También se puede hacer en los fregaderos, lavabos o WC de las viviendas.

Revisión anual de bajantes: las comunidades pueden contratar un servicio de mantenimiento de bajantes a empresas acreditadas para garantizar un funcionamiento óptimo de las tuberías más importantes del edificio. Además, los vecinos pueden avisar en caso de detectar mal olor o alguna fuga de agua en su vivienda.

Si  no se elabora algún tipo de plan preventivo en las bajantes, cuando se presenta algún daño importante, son mucho más difíciles de reparar. La principal recomendación es contar con una empresa solvente, profesional y con todas las homologaciones, para llevar a cabo cualquier reparación o mantenimiento en las bajantes de una comunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *