Aumentan las ventas en el sector de la fabricación de muebles

Los muebles siguen siendo importantes

En los últimos años se han incrementado las ventas en el sector del mueble, incluyendo los muebles a medida, lo que es una gran noticia para los fabricantes y distribuidores. Fue en 2015 cuando se puso fin a siete años de caídas y el volumen de ventas subió un 5,4%.

Sin duda este fenómeno está relacionado con la reactivación del sector inmobiliario. La compraventa y el alquiler de viviendas han experimentado un importante avance después de la durísima crisis económica y tanto familias, como parejas o personas que viven solas, tienen la oportunidad de acceder a viviendas de distinta composición, tamaño y calidad que decoran según sus gustos y necesidades.

Diferentes viviendas, distinta decoración

Así, por ejemplo, podemos encontrar viviendas con dimensiones reducidas pero con el espacio aprovechado al máximo, utilizando muebles a medida y otros recursos, o personas que viven en lofts con mucho espacio y decoración minimalista. También casas unifamiliares, chalets, estudios o mansiones. Lo importante es encontrar un hogar con la decoración que sus usuarios elijan para estar lo más cómodo posible.

Muebles cada vez más personalizados

En este sentido, los fabricantes de muebles tienen que adaptarse a las necesidades de los usuarios y crear nuevos formatos para todo tipo de viviendas, con los materiales, texturas, colores y formas que se demandan actualmente. El público, no solo quiere muebles funcionales, baratos y atractivos, también quieren que sean lo más personalizados posibles y que encajen a la perfección en sus domicilios.

Mientras haya casas que vestir, los muebles seguirán siendo un elemento indispensable en los hogares, junto a todo tipo de complementos de decoración y el usuario debe tener una amplia variedad para elegir lo que desea para su hogar.

 

Aumento en la compra de viviendas en zonas periféricas de Madrid

Fuerte demanda de inmuebles fuera de las grandes ciudades

La compraventa de viviendas está subiendo con fuerza en los últimos años después de la recuperación económica, pero está experimentando un auge importante en las zonas periféricas de Madrid. Cualquier inmobiliaria en Segovia podría dar fe de este dato por el importante aumento de compras de viviendas en localidades de esta provincia y otras limítrofes a la capital.

La apertura del crédito hipotecario, la estabilidad de los precios (aunque se empieza a observar un importante incremento de los mismos) y la mejora de las comunicaciones y servicios en las nuevas zonas de construcción, favorecen las ventas.

Quién demanda las viviendas periféricas

Los pequeños y medianos inversores vuelven a ver la vivienda como un valor seguro para invertir, lejos de la creciente incertidumbre de los mercados de valores, por ejemplo. Además, los precios de estas viviendas situadas fuera de las zonas céntricas, se ajustan más al poder adquisitivo de los demandantes, normalmente de clase media.

Aparte de estas cuestiones, también influyen otros factores como el hecho de vivir en zonas tranquilas y alejadas de ruidos y contaminación, algo que valoran mucho los compradores, junto con su cercanía a los principales centros de trabajo y de ocio.

Cada vez más las parejas jóvenes eligen poblaciones pequeñas para comenzar una nueva vida o formar una familia. Ciudades como Segovia ofrecen una amplia oferta gastronómica y cultural, precios más bajos y una vida lejos del estrés de la gran ciudad que resulta lo suficientemente atractiva para que la venta de viviendas esté creciendo continuamente.